12 preguntas sobre la terapia

Obradmin Salud

12 Preguntas Psicología

12 de las preguntas más comunes sobre la consulta con un psicólogo. ¿Qué le ocurre a un paciente cuando asiste a terapia? ¿Qué le ocurre al psicólogo? ¿a quién y cuándo debe recomendarse un tratamiento?

¿Qué experimenta una persona cuando consulta al psicólogo?
Iniciar un tratamiento es, para la persona, una decisión de conectarse consigo misma, una esperanza de vivir mejor y, en algunos casos, la única. Asimismo, suele ser la amenaza de no encontrar alivio a su dolor, lo cual activa el temor o ansiedad durante las primeras sesiones. Las personas que buscan ayuda profesional creen que están enfermas y que por eso no son felices o bien tienen un malestar que los lleva a consultar. Por ende, lo viven como un fracaso, diciéndose: “No pude solo”. En realidad, se sienten mal o no son felices porque no han encontrado los recursos para alcanzar la felicidad y eso no es estar enfermo.
¿Qué sucede en el interior de un psicólogo cuando recibe un paciente?
Un nuevo desafío. Para el terapeuta, una primera entrevista con un paciente es o convendría que fuese una oportunidad y la decisión de asumir un compromiso por acompañar, intervenir e impulsar un tratamiento de curación y crecimiento de un ser humano, especialmente en su dimensión emocional y mental. Es el comienzo de un gran desafío de ser facilitador de un cambio saludable en la persona. No siempre se da a través de pasos fáciles o agradables; por momentos, detectando disfunciones en su modo de sentir y pensar y, en otros, tomando las herramientas o estrategias apropiadas para recuperar o habilitar una no siempre se da a través de pasos fáciles o agradables; por momentos, detectando disfunciones en su modo de sentir y pensar y, en otros, tomando las herramientas o estrategias apropiadas para recuperar o habilitar una vida anímica que en la mayoría de los casos ha estado perturbada, afligida o detenida.
¿Qué personas requieren asistencia psicológica?
 Generalmente, las personas que más requieren asistencia psicológica son aquellas que han tenido vivencias traumáticas, especialmente en los primeros años de la niñez y adolescencia. Por caso, el rechazo, abandono, abuso, sobreprotección, maltrato psíquico o físico, accidentes, pérdidas irreparables, afectivas o físicas. Sin embargo, esto, a su vez, suele generar cierto temor, la mayor parte de las veces inconciente, a reexperimentar lo vivido con la persona del terapeuta, por lo que resulta dificultoso acceder a ellos. Como bien lo expresa el dicho èl que se quemó con leche ve una vaca y llora’. Entonces, estas personas suelen ser desconfiadas, reticentes a entrar en su mundo interno o directamente no creen que un psicólogo les pueda ser útil. De esta manera, la primera entrevista conlleva una oportunidad y un peligro, lo cual hace de este encuentro una situación crítica o de estrés. Esta actitud temerosa o desafiante, en grados moderados, es esperable y necesaria. Por lo tanto, es saludable y de buen pronóstico. Sin embargo, suele analizarse como patológico y esto lleva a hipótesis falsas en los profesionales o en los mismos pacientes.
¿Cuáles son los motivos de consulta?
 Los vínculos del pasado o presente dolorosos, rotos o la falta de intimidad y confianza en ellos suelen ser el núcleo de los trastornos o dolencias que suelen ser motivo de consulta. Síntomas como ansiedad, depresión, estrés, fobias, pánico, conflictos en roles de padres o hijos, apatía o hastío en lo laboral, desavenencias maritales, trastornos en el sueño, la alimentación, cardiológicos, dermatológicos, de aprendizaje, etcétera.
¿Qué actitud debe acompañar al profesional?
 De servicio. La actitud profesional no se adquiere en una formación académica, sino que empieza a
desarrollarse a partir de la decisión vocacional de servir y asistir. Requiere ser alimentada por el amor al otro que, de existir este, se traducirá en un profundo deseo de que el
paciente se rehabilite emocionalmente. Transferir ese deseo o transmitírselo en un gesto puede ser el comienzo de una psicoterapia efectiva. En todo momento del tratamiento es importante que el profesional se encuentre motivado junto con el paciente, celebrando su voluntad, esfuerzo y valentía para alcanzar una vida más plena.
En este sentido, es conveniente reforzar la actitud de compromiso del paciente en ocuparse de su vida anímica haciéndole saber que es inteligente pedir asesoramiento, muy por el contrario a lo que suelen pensar ellos. Asimismo, debemos recibir asesoramiento o supervisión profesional para ser un modelo inteligente.
¿Qué es conveniente lograr en una primera entrevista psicológica?
 Esperanza. Como el encuentro profesional-paciente representa un nuevo vínculo que el paciente puede experimentarlo como una amenaza de ser rechazado, desilusionado o traicionado, debe ofrecérsele tolerancia.
Y si bien llevará un tiempo de prueba, de ensayo y error para ambos encontrar y construir un espacio común de confianza y comodidad, será bueno alcanzar ese mínimo espacio de encuentro de persona a persona y encender una luz esperanzadora en medio de la duda o la turbación.
¿Para qué resulta útil una psicoterapia?
 Para lograr el conocimiento de sí mismo y de quienes lo rodean. La persona que consulta se verá favorecida si aprende desde el comienzo a conocerse y saber cómo tiene que operar en aquellos aspectos que lo hacen disfuncional o lo empobrecen y decidir qué cosas quiere lograr en su vida.
Es bueno que el terapeuta, desde la primera entrevista, le haga saber su función de facilitador de ese conocimiento de sí mismo. Mostrarle los recursos con que cuenta y que no sabe que los tiene. Muchas veces la creencia de que uno no se conoce a sí mismo y que es el profesional el que lo conoce hace que la persona tienda a asumir un rol pasivo.
Asimismo, sirve para diseñar un proyecto de vida con sentido. Es de suma importancia poner la responsabilidad y el protagonismo en el paciente, para habilitar el caudal y potencial que habita en él. Así serán ellos quienes se provean de sus propios recursos de salud y bienestar para ser felices y alcanzar metas.
¿Cuál es la mejor estrategia terapéutica o actitud del profesional en una primera entrevista?
 Lo más valioso que tiene el profesional para ofrecer a esa persona es su aceptación incondicional. Abrazar significa rodear con los brazos a alguien. Asimismo, en profundidad expresa aceptar al otro enteramente y afectuosamente. No necesariamente se debe manifestar esta aceptación con los brazos, pero sí íntimamente. Más allá de lo que se diga o haga en este encuentro, la mejor estrategia terapéutica es el compromiso profesional con la persona, no sólo en un espacio y horario estipulado, sino permanecer atento dentro y fuera del consultorio, en su horario pactado y fuera de él si el caso lo requiriese o si favorecería su proceso, sin perjudicar la vida privada del terapeuta.
¿Cómo se evalúa la idoneidad de una práctica terapéutica?
 Si bien se estudia para “ser” psicólogo, no se enseñan las virtudes que garantizan el éxito de un
tratamiento; es decir, cómo ejercer la profesión con compromiso humano y científico. Sin embargo, en nuestra ciudad contamos con el tribunal de ética dentro del Colegio de Psicólogos
que lleva el control de la matrícula y se ejerce un rol de vigilancia, protegiendo a la profesión y a la comunidad por la mala praxis.
¿Desde qué corrientes psicológicas se realiza una psicoterapia con mayor éxito?
 Desde todas las corrientes psicológicas se pueden extraer riquezas terapéuticas. Se trata de saber encontrarla y aprovecharla. Más que `ser’ de una corriente, el terapeuta tiene que conocer y tener acceso a distintas corrientes para `hacer’ buenas intervenciones profesionales, pero, fundamentalmente, debe `ser’ una buena persona, esto es, alguien con integridad moral y provisto del `combustible’ que pone en marcha actos de curación o crecimiento, el amor. Amor que el profesional geste y alimente por ese ser que se presenta telefónicamente solicitando una consulta.
¿Cuándo finaliza una psicoterapia?
 No hay un tiempo. Es preferible fijar tiempo de meta en lugar de plazos. Sin embargo, si es conveniente, se pacta. Algunas prepagas cubren un máximo de sesiones y este puede ser un plazo. Cada minuto vale y se debe aprovechar para tener éxito en los diversos roles. El paciente muchas veces no sabe cómo aprovechar la sesión. En terapias no directivas no hay objetivos verificables y suelen dejar hablar a los pacientes en vez de capacitarlos para un lenguaje preciso y conciso dirigido a las metas.
En general, un psicoterapeuta experto ayuda a resolver los problemas que no existen (irracionales) en algunos meses, pero luego se puede pasar al crecimiento personal, que puede durar mucho más, pero se justifica por los resultados.
¿Cuál es, entonces, el rol del psicólogo?
 El de asesor en salud. Tenemos una responsabilidad que afecta a personas y su entorno social. Somos agentes de cambio de las células de la sociedad, las familias, y, por ende, de sus destinos. Ser psicólogo es estar dispuesto a ofrecer a quienes asesoramos o asistimos, paciente y su familia,
nuestro número telefónico como número de emergencia. Hacer llamados èstetoscopio’ para auscultar el estado de sus corazones o realizar actos de tutoría para alentar sus pasos y orientar sus progresos. Es darles firmeza en medio de sus debilidades. Es celebrar sus alumbramientos y derramar lágrimas de compasión cuando transitan por el dolor.

El artículo original apareció el 12 de octubre en el diario “La Nueva Provincia” de la localidad de Bahía Blanca. Enlace al artículo original

VN:F [1.9.22_1171]
Rating: 5.0/5 (2 votes cast)

12 preguntas sobre la terapia, 5.0 out of 5 based on 2 ratings